La importancia del pH en hidroponía

¿Cuál es la importancia del pH en hidroponía?

Métodos hidropónicos hay varios, pero lo que todos tienen en común, y que define a la hidroponía, es que las plantas en cultivo obtienen sus nutrientes desde la mezcla de agua y fertilizante con la que son regadas. Por lo tanto, esa mezcla debe presentar las condiciones adecuadas para que las raíces puedan absorber las sustancias requeridas para su sustento.

Uno de los factores que afectan la facilidad, o dificultad, que tienen las raíces para captar esas sustancias es el pH de la mezcla de agua con fertilizante. En términos sencillos, el pH indica la acidez de la mezcla. Dicha acidez se expresa en una escala que va desde 0 (extremadamente ácido) hasta 14 (extremadamente alcalino, lo opuesto a ácido). Se dice que una mezcla con pH 7 está al medio por lo que es neutra. O sea, no es ácida ni alcalina.

Escala de pH

Escala representativa del pH. Desde 0 (muy ácido) hasta 14 (muy alcalino), pasando por 7 (pH neutro).

La pregunta obvia es qué tiene que ver esto del pH en hidroponía y con la alimentación de la planta. Pues bien, el pH de la mezcla afecta dos cosas: Las propiedades químicas de las sustancias que componen la mezcla, especialmente su solubilidad; y también afecta las propiedades de las raíces (particularmente, la carga eléctrica alrededor de ellas). La consecuencia es que hay sustancias que son más fáciles de absorber por las raíces a un cierto pH, y otras que requieren un pH diferente para que las raíces las puedan capturar (ver el diagrama a continuación).

pH en Hidroponía

Facilidad de absorción de nutrientes dependiendo del pH. Mientras más gruesa la línea, más fácil es de absorber en el pH respectivo. Observar que entre pH 5 y 7 la mayoría de los nutrientes son fáciles de absorber.

A simple vista puede parecer complicado satisfacer necesidades distintas de ph en hidroponía para cada tipo de nutriente. Afortunadamente, hay un rango de pH (acidez) en el que todos los nutrientes son fáciles de absorber. Este rango va desde 5,5 hasta 6,5 ó 7 (ver la imagen de la izquierda). Si la mezcla de agua con fertilizante tiene un pH muy alejado de este rango, las plantas no podrán capturar uno o más de los nutrientes que necesitan, y se empieza a presentar una deficiencia nutricional. Curiosamente, esta deficiencia no se deberá a que el nutriente no se encuentre en la mezcla, sino que el pH de ella no permite que las plantas lo aprovechen.

Por eso, si un cultivador desea sacar el máximo provecho de su jardín hidropónico, debe monitorear el pH de la mezcla nutritiva, asegurándose que esté entre 5,5 y 7. Para medir el pH en Hidroponía, se utiliza un instrumento llamado pHmetro (“peachímetro”), o simplemente medidor de pH. Si el pH no se encuentra dentro del rango adecuado, el cultivador deberá corregirlo. La manera de hacer esta corrección la revisaremos en un próximo artículo.

Quienes no deseen complicarse la vida, pueden obviar el tema de la acidez utilizando fertilizantes que automáticamente regulan el pH de la solución. O bien, realizando cambios frecuentes de su mezcla nutritiva (cada semana).

Finalmente, el tema del pH no es exclusivo de la hidroponía. Los cultivos en tierra también deben respetar las normas de un rango de pH adecuado ¿Recuerdas que hay plantas, como los rododendros, que prefieren suelos ácidos?